https://www.onesait.com/app/uploads/public/Healthcare-Testimonio-Bidafarma1-min.jpg

El caso de Bidafarma

La cooperativa de distribución de medicamentos ha mejorado la calidad de vida de las personas, acercando las consultas de dermatología a los ciudadanos, reduciendo los tiempos de desplazamientos de los pacientes y posibilitando así la detección precoz del cáncer de piel.

Bidafarma ha acercado a los pacientes a consultas de dermatología a través de las farmacias comunitarias, para detectar de forma precoz los signos de sospecha de cáncer de piel, tanto melanoma como no melanoma, reduciendo así los tiempos de diagnóstico y los desplazamientos de los ciudadanos.

El reto

El reto consistía en aprovechar la red de farmacias socias de Bidafarma, generando nuevos servicios innovadores y modelos de negocio para acercar la consulta del dermatólogo a los pacientes, buscando facilitar el cribado de cáncer y precáncer de piel, en colaboración con el Hospital Viamed Santa Ángela de La Cruz, con la finalidad de obtener un informe con el juicio clínico en un plazo máximo de 48 horas.

La solución

Bidafarma ha facilitado a 9.200 farmacias españolas el servicio de teleconsulta para la detección precoz del cáncer de piel. Esto ha sido posible gracias a la realización de un cuestionario y a la obtención de dos fotografías con un dermatoscopio, con la finalidad de poder enviar, de forma securizada y anonimizada, toda esta información a los profesionales médicos, para que puedan emitir una valoración que será entregada al paciente por su farmacia.

El impacto

En los dos años de prestación del servicio han logrado la resolución del 84% de los casos de manera digital, de los cuales el 56% han resultado benignos, el 27% lesiones compatibles con cáncer o precáncer de piel y en el 17% restante las lesiones se han considerado dudosas y los pacientes han sido derivados a una consulta presencial con un especialista para realizar un diagnóstico más preciso.

"Proyectos como éste demuestran el potencial que tiene la farmacia comunitaria en la detección precoz de enfermedades. Apoyándonos en la tecnología proporcionada por Indra, la farmacia puede realizar muchos más servicios a la población, haciendo más accesible la prestación de servicios sanitarios, haciendo posible el uso de la telemedicina con todas las garantías. También esta herramienta facilita a la farmacia y al paciente el registro de sus biomedidas, importantes para el seguimiento de su enfermedad, y mejora la adherencia farmacoterapéutica, al incorporar también recordatorios de medicación configurables por el farmacéutico, que avisarán al paciente a través de una APP. Sin duda la transformación digital de la sanidad pasa por más y mejores servicios desde la farmacia comunitaria."

Nuria Gómez Thebaut

Directora de Innovación y Proyectos Sanitarios de Bidafarma

Actualiza y transforma tu negocio con soluciones software construidas para tu sector